Protección Pasiva Contra el Fuego


Conoce más sobre Tecnipin

La protección pasiva contra el fuego consiste en la aplicación de revestimientos, sobre elementos estructurales, para conservar su integridad funcional durante un tiempo concreto y de este modo proteger a las personas y al edificio de los efectos del fuego.

Las estructuras metálicas, de hormigón o de madera deben tener una estabilidad frente al fuego. En caso de no disponer de suficiente capacidad portante deberá complementarse con sistemas ensayados para garantizar el correcto comportamiento durante el tiempo necesario. Los materiales utilizados para complementar la estructura son:

  • Pinturas intumescentes
  • Barnices intumescentes
  • Morteros proyectados
  • Panel de fibrosilicatos
  • Panel de lana de roca

Nuestro Departamento de Estudios lleva a cabo los cálculos necesarios, según los materiales y ensayos existentes en el mercado, y en función a la masividad, a la temperatura crítica, a las caras expuestas y el tipo de perfil, determinará qué espesor se necesita para conseguir la estabilidad al fuego requerida.

× ¿Necesitas ayuda?